Qué hacer en otoño en Sevilla
Recursos

Si hay una estación perfecta para visitar Sevilla esa es otoño. La ciudad se vacía de turistas, hay una temperatura suave que todavía permite tomar algo en una terraza y, lo mejor, que también nos permite pasear por toda la ciudad descubriendo sus maravillas con total comodidad. Así que vamos a daros algunas recomendaciones.

Lo más tradicional

Es la recomendación clásica… ¡pero de verdad que no os la debéis perder! Visitar la Catedral de Santa María de la Sede se convierte en una experiencia íntima y casi mística. Los turistas prácticamente han desaparecido, lo que nos permite admirar todo el arte y esplendor de la catedral gótica cristiana con mayor superficie del mundo de una maner tranquila… ¡Y hasta podremos subir la Giralda sin hacer apenas cola!

Real Alcazar

A continuación, claro está, debemos visitar el Real Alcázar y sus bellos jardines. En verano pasear por él y recorrer sus estancias los periodos desde el mudéjar y renacentista puede ser refrescante. ¡Pero con una temperatura otoñal suave puede convertirse en una velada romántica perfecta! ¡Y no olvidemos que, a partir de septiembre aloja numerosos conciertos y festivales!

¿Pensáis que sólo podéis ver alguna de las famosas procesiones o romerías de Sevilla en Semana Santa? También podéis verlas en otoño: por ejemplo, el 12 de octubre sale en procesión una imagen de la virgen del Pilar; y el mismo día también recorre el emblemático barrio de Triana La Virgen del Rosario de la Parroquia de Santa Ana.

Triana y los barrios de siempre

Triana

Ahora que hablamos de Triana: durante el otoño su zona comercial bulle de actividad y en ella podemos encontrar toda clase de tiendas, jornadas de degustación y talleres que harán las delicias de los grandes aficionados de los paseos, de las compras, de la gastronomía...

Y ahora que hablamos de la gastronomía en Sevilla, afortunadamente es algo que no cambia con el tiempo. ¡Es deliciosa en cualquier época del año! Además, hasta bien entrado octubre todavía el tiempo permite disfrutar de la tarde en una terraza tomando una caña o un vaso de vino con abundantes tapas. Pero, ¿y cuando el tiempo no acompaña? Os recomendamos visitar alguno de los mercados gourmet que últimamente están proliferando por la ciudad, como la famosa Lonja del Barranco, precisamente en la bella Triana. 

Lonja del Barranco

Rutas dentro fuera de la ciudad

Otoño es también una época ideal para hacer diversas rutas turísticas como aquellas que recorren la historia musulmana de la ciudad, su barrio sefardí o esos lugares que Colón recorrió antes de partir a América.

Finalmente, aunque esté a 45 kilómetros del centro de la ciudad habría que citar lo que para muchos visitantes supone una grata sorpresa, la Sierra Norte de Sevilla, con sus rutas de senderismo, sus singulares formaciones rocosas y su fauna.

Sierra Norte Sevilla

Con todos estos encantos sólo nos queda dar la razón al escritor Antonio Gala cuando decía “Lo malo no es que los sevillanos piensen que tiene la ciudad más bonita del mundo…lo peor es que puede que tengan hasta razón.”