Chocolate con Churros
Rincón del estudiante

Uno de los premios más deliciosos de España es sin duda el chocolate con churros, es decir, una taza de espeso chocolate caliente acompañado por una pila de churros, una especie de apertitivo de masa frita.

El chocolate con churros es uno de los dulces favoritos de los españoles de todas las edades, y lo han sido desde el siglo XIX. Además de su delicioso crujido, los churros suelen tener una superficie rugosa, al salir de una churrera -una especie de jeringa con una boquilla en forma de prisma-, y pueden ser rectos, curvos o en espiral.

Se venden por docenas o medias docenas, y generalmente se comen para desayunar o como aperitivo a última hora de la tarde. También se suelen vender por vendedores callejeros en festivales y ferias, que los fríen en el momento y se sirven calientes y espolvoreados con azúcar.

Los dos establecimientos más emblemáticos de Barcelona que sirven tazas de humeante chocolate caliente y rugosos y crujientes churros están ambos en la calle Petrixol -dulcinea y Pallaresa- y recomendamos que los visitéis. Después de todo, y como dice el refrán: "allá donde fueres..."

En otras ciudades también hay varias churrerías donde puedes disfrutar de churros frescos y chocolate durante todo el día, así como muchos bares donde debes ir a primera hora para no quedarte sin esta delicia española.


Reserva tu curso con nosotros sin ningun tipo de compromiso

Más de 20 programas para todas las edades, con alojamiento, actividades y servicios de calidad.