Paseo por Barrio Gótico de Barcelona
Rincón del estudiante

El barrio más antiguo de los 4 que compnen el Casco Antiguo de Barcelona, el Barri Gòtic (Barrio Gótico) es el alma de la Barcelona histórica. Sus callejuelas están flanqueadas por preciosos edificios y plazas medievales que datan de los siglos XIV y XV. Además de su encanto pintoresco y sus siglos de historia, la visita guiada al Barrio Gótico te llevará por bares, tiendas, restaurantes y un sinfín de lugares que debes visitar, como por ejemplo:

El Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Barcelona luce una fachada neoclásica del siglo XIX, pero también tiene partes que datan de 1373. Su entrada principal está situada en la espaciosa Plaça de Sant Jaume, donde una vez estuvo el foro romano de la ciudad, pero gira hacia la Calle de la Ciutat para hacerte una idea de la grandeza del edificio y ver su antigua entrada, una llamativa fachada del gótico catalán que se dañó durante las reparaciones del siglo XIX. Se puede entrar al edificio para contemplar los cuadros de Albert Rafols Casamada, un artista catalán, o esperar a la mañana del domingo para hacer una visita más completa al interior del edificio, que te llevará hasta el impresionante Saló de Cent del siglo XIV, donde se aloja el restaurado Salón del Consejo.

La Seu

Construida entre los siglos XIII y XV sobre la cripta de una antigua capilla visigoda, la emblemática catedral de Barcelona -La Seu- es, sin duda, una de las construcciones góticas más excepcionales de España. La catedral está dedicada a Santa Eulalia de Barcelona, co-patrona de la ciudad, que fue martirizada por declarar su fe cristiana en tiempos de los romanos. Una vez que hayas contemplado con admiración el edificio, entra al interior del templo, donde encontrarás retablos espectaculares, alturas inconmensurables, elaborada decoración gótica y tumbas talladas (entre ellas, las de unos condes del siglo XI). Una de las características más impresionantes de la catedral es el claustro gótico del siglo XIV, adornado con jardines tropicales, palmeras y una bandada de 13 gansos blancos que supuestamente representan la edad de Santa Eulalia. De hecho, los gansos llevan más de 500 años en el claustro, una tradición que no tiene pinta de acabar pronto.

En la Plaça de la Seu, frente a la fachada de la catedral, también se puede ver la torre romana del siglo IV restaurada que hoy alberga la impresionante colección de arte religioso y artefactos del Museu-Diocesà-La Pia Almonia. También destacan dos magníficos edificios del siglo XV al otro lado de la plaza: la Casa de l'Ardiaca, la antigua residencia del archidiácono que hoy alberga los archivos de la ciudad, y el Palau Episcopal, el palacio del obispo.

Ruinas romanas

Como mencionamos anteriormente, el Barrio Gótico de Barcelona cubre el lugar del asentamiento romano original. Los restos de los tiempos romanos -templos, tumbas, muros, etc.- se encuentran por todo el barrio, y dan una idea de la larga e interesante historia de Barcelona. Junto al Palau Episcopal se puede ver algún resto de las murallas romanas, que en su día rodeaban el Barrio Gótico. La gran mayoría de las murallas fue destruida en el siglo XIX. Aforunadamente, aún se puede contemplar algún trozo de las mismas.

Iglesias

Además de la espectacular catedral, las antiguas y pintorescas calles del Barrio Gótico también acogen un buen puñado de iglesias y capillas; describiremos algunas brevemente:

  • Església dels Sants Just i Pastor
    Una iglesia del siglo XIV con una fachada de piedra lisa en su exterior, y unas maravillosas vidrieras y decoraciones en el interior. En la Baja Edad Media, esta iglesia era el único lugar de la ciudad donde los judíos podían hacer tratos legales con los cristianos.
  • Església de la Mercè
    Una iglesia del siglo XVIII que es el centro de la Festa de la Mercè, uno de los festivales anuales más esperados de Barcelona. A pesar de que la iglesia se quemó en los años 30, los murales del ábside, las vidrieras y las capillas adjuntas se han restaurado con rigor para devolverles su esplendor pasado.
  • Capella de Santa Ágata
    Construida en el año 1303 sobre una muralla romana, la Capella de Santa Ágata es un pequeño pero bello ejemplo de la arquitectura gótica con una única nave de gran altura y un excepcional retablo gótico.
  • Esglesia de Santa María del Pi
    Situada entre 3 preciosas plazas se encuentra esta iglesia del siglo XIV, que está adornada por un portón románico, pero su estilo es predominantemente gótico catalán. Su interior sencillo, con una única nave y varias capillas entre los muros de contención, resalta las bellas vidrieras -entre ellas, el enorme rosetón, uno de los más grandes del mundo-.

Plaza Real

Es fácil pasar por Barcelona sin verla, pero merece mucho la pena acercarse a la Plaza Real -del siglo XIX-, que está situada justo al lado de Las Ramblas, pasando a través de una arcada. La elegante plaza de estilo italiano está ornamentada con palmeras, fachadas pastel, balcones de hierro forjado, arcadas y una fuente central llena de encanto, junto a lamparas decoradas diseñadas por un jovencísimo Antoni Gaudí. Toma asiento en uno de los cafés o terrazas -o en uno de sus bancos- para disfrutar del sol y mirar al gentío.


Reserva tu curso con nosotros sin ningun tipo de compromiso

Más de 20 programas para todas las edades, con alojamiento, actividades y servicios de calidad.