tapas imprescindibles
Destinos populares en España

Las tapas que no debes perderte

El concepto de tapa es simple: un poco de comida que se sirve como acompañamiento a una bebida. Pero de esa sencillez nace la genialidad (todo el que ha ido de tapas por una ciudad española lo sabe): ahora las hay de todos los tipos, incluso "de autor" o "de vanguardia"; pero ¿cuáles son aquellas tapas que debéis probar "sí o sí"?

  • La clásica loncha de jamón: además de hacer honor a la primera tapa de la historia se trata de un placer sencillo y muy sabroso. Si algo funciona bien en su simplicidad... ¿para qué cambiarlo?
  • Las croquetas: aunque son de origen francés nosotros las hemos perfeccionado... ¡y de qué manera! Las hay de jamón, de pollo, de bacalao, de setas... ¡En la variedad está el gusto!
  • Queso
  • Queso: otro clásico que siempre funciona (a menos que seas intolerante a la lactosa). Lo mejor es que tenemos una gran variedad de quesos, así que la misma tapa de queso puede ser distinta de un bar a otro.
  • Tortilla: sobre un pedazo de pan, cortada en dados, en triángulo... con o sin cebolla, con ali oli o tomate... la perfección culinaria puede tener muchos avatares pero sólo un alma.
  • Chistorra: pequeños choricillos que se sirven fritos o hechos al horno. Rojos, brillantes, jugosos... ¡Una vez que los probéis no podréis parar!
  • Boquerones en vinagre: finos filetes de pescado adobados con una mezcla de aceite vinagre y sal. Os sorprenderá su sabor.
  • Pulpo: en todas sus formas ya sea "a féira" (cocido, con pimentón, aceite y patatas) o "la vinagreta" (con verduras, aceite y vinagre) y especialmente aquel que se elabora en Galicia.
  • Oreja: sí, puede sonar un poco "peculiar" pero en España un plato muy apreciado es el de la oreja de cerdo, ya sea a la plancha o guisada. ¡Olvida tus remilgos y pruébala!

Claro está que hay muchas más, pero al menos una de las antes mencionadas no debe faltar en vuestras rondas de tapeo. Ahora... ¡salid y saciad vuestro apetito!

Otras recetas españolas