Joaquín Sorolla
Recursos

Con Enforex puedes aprender todo sobre la vida y obra de Joaquín Sorolla gracias al curso de español + Historia del Arte que se ofrece en varias de nuestras escuelas de español en España: Barcelona, Granada, Madrid & Salamanca.

Con este curso exclusivo no sólo perfeccionarás tus habilidades en español mientras aprendes sobre la obra y estilo de Joaquín Sorolla y otros prolíficos artistas españoles, sino que también disfrutarás de múltiples oportunidades de contemplar de cerca cuadros magníficos de Sorolla, e incluso visitar su casa en Madrid, convertida en un precioso museo.

Esperamos verte pronto en España para nuestro curso de español + Historia del Arte, pero mientras tanto, ¡sigue leyendo para conocer más detalles sobre este artista y su arte.

Joaquín Sorolla: Vida

Uno de los grandes pintores salidos de España en el siglo XX fue sin duda Joaquín Sorolla. Nacido en Valencia en 1863, Sorolla fue criado por sus tíos, ya que sus padres murieron teniendo él dos años de edad. A pesar de que intentaron hacerle por todos los medios aprender la labor de cerrajero para que siguiera los pasos de su tío, Sorolla era un apasionado del arte desde muy temprana edad y se apuntó a clases extraescolares de dibujo con tan solo 11 años.

A los 16 entró en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de Valencia y comenzó a desarrollar su talento artístico. A pesar de que estudiaba a los maestros clásicos, era evidente que Sorolla tenía algo más que ofrecer al mundo del arte. Su trabajo no siempre se ceñía a los patrones clásicos y perdió concursos de pintura por no tratar temas clásicos en sus obras. De todas formas, a finales de la década de 1880, las cosas cambiaron y Sorolla comenzó a ser apreciado y a recibir apoyo a la vez que iba ganando concurso tras concurso.

En 1884 se marchó a Roma a estudiar pintura clásica. Al año siguiente viajó a París y, como a muchos otros artistas en ciernes, le cautivó la próspera escena artística experimental que encontró allí.

En 1888 se casó con Clotilde García, y el año siguiente volvieron a su tierra y se asentaron en Madrid. Fue en este momento cuando Sorolla comenzó realmente a hacerse un nombre al fusionar sus influencias y depurar su estilo propio. Pasó el resto de su vida pintando y viajando constantemente por Europa y los EE.UU., donde alcanzó fama internacional.

En 1914, Sorolla se apuntó un tanto académico y comenzó a enseñar color y composición en la Escuela de Bellas Artes de Madrid. En 1920 sufrió una hemiplejia que le paralizó el lado izquierdo completo. Moriría en Cercedilla en 1923.

Joaquin Sorolla: Estilo artístico e influencias

Sorolla comenzó su carrera artística con una formación clásica. Le inspiraban e influían muchos de los maestros españoles tras visitar el Museo del Prado en 1881, a los 18 años. Era un gran admirador de la cuidadosa técnica de Diego Velázquez y El Greco, y esto se dejó ver en su propia pintura.

Del mismo modo, la delicadeza del arte clásico y renacentista sería de gran importancia en su desarrollo artístico cuando estudió en Roma a los 21 años.

De todos modos, el punto de inflexión para Sorolla fue sin duda su primera visita a París en 1885. En esa ciudad tan especial el talento artístico florecía, y tuvo la oportunidad de ver a sus contemporáneos crear y vivir el arte, en contraposición a sólo estudiar la obra de artistas del pasado. A Sorolla le intrigaban los impresionistas, un movimiento que estaba en pleno auge en aquel momento.

Sorolla volvió a Roma, pero esta vez se llevó consigo los brochazos y la vibrante suavidad del impresionismo, y comenzó a fundir esos elementos con su entrenamiento clásico. Sorolla había dado con algo -algo fresco y nuevo estaba emergiendo, algo nuevo y que le pertenecía sólo a él-.

Las obras de Joaquín Sorolla se distinguen especialmente por la representación de la luz. Pocos artistas consiguieron las cimas de maestría en el equilibrio intangible entre la luz y las sombras, pero las obras de Sorolla lo consiguen una y otra vez. En sus últimos años, además de seguir pintando, trabajó en numerosos retratos de exquisito gusto.

Si tienes pensado ir a Madrid, puedes admirar la extensa colección de cuadros de Sorolla en el Mueso Sorolla (General Martínez Campos 37, Metro: Iglesia/ Rubén Darío/ Gregorio Marañón).

Joaquin Sorolla: Obras famosas

  • Moro con Naranjas (1885: Museo Sorolla, Madrid)
  • La Fuente, Buñol (1885-90: Museo Sorolla, Madrid)
  • El Pillo de Playa (1891: Museo Sorolla, Madrid)
  • Mar y Rocas de San Esteban, Asturias (Museo Sorolla, Madrid)
  • A la Sombra de la Barca, Valencia (1903: Museo Sorolla, Madrid)
  • Fuente del Alcazar, Sevilla (1908: Museo Sorolla, Madrid)
  • Clotilde con Traje de Noche (1910: Museo Sorolla, Madrid)
  • La Siesta (1911: Museo Sorolla, Madrid)
  • Retrato de Raquel Meller (1918: Museo Sorolla, Madrid)
  • Retrato de la Señora de Pérez de Ayala (1920: Museo Sorolla, Madrid)