Joan Miró
Recursos

Con Enforex puedes aprender todo sobre la vida y obra del artista moderno Joan Miró gracias al curso de español + Historia del Arte que se ofrece en varias de nuestras escuelas de español en España: Barcelona, Granada, Madrid & Salamanca.

Con este curso exclusivo no sólo perfeccionarás tus habilidades en español mientras aprendes sobre los cuadros y esculturas de Miró y otros prolíficos artistas españoles, ¡sino que también disfrutarás de múltiples oportunidades de contemplar de cerca cuadros emblemáticos como "Caracol, Mujer, Flor, Estrella" (MNCA Reina Sofía, Madrid) y "El acomodador del music-hall" (Fundació Joan Miró, Barcelona) en la miríada de museos alrededor de España!

Esperamos verte pronto en España para nuestro curso de español + Historia del Arte, pero mientras tanto, ¡sigue leyendo para conocer más detalles sobre este artista único!

Joan Miró: Vida

La obra de Joan Miró se identifica al instante por su estilo único, sus colores brillantes y formas inconfundibles. Un artista a la vanguardia del arte moderno español y afamado internacionalmente, ahondemos en la vida de este genio artístico...

Joan Miró nació en Barcelona en 1893, donde su talento creativo fue alimentado desde su niñez. A los 14 años, Miró entra en la Escuela de Bellas Artes y Artes Industriales, y después pasó a estudiar en la Escuela de Arte de Francesc Galí entre 1910 y 1915. Allí trabó amistad con muchos otros artistas emergentes que más adelante serían grandes amigos y contactos útiles para su vida. También recibió clases de dibujo al natural en el Cercle Artístic de Santa Lluc durante los dos últimos años de su estancia en la escuela de Galí. Tras conseguirse un estudio propio, Miró trabajó con mucho esfuerzo antes de montar su primera exposición en 1918 en las Galeries Dalmau de Barcelona

En 1920, Miró tomó la ya trillada ruta artística a París, donde permanecería casi una década. No tardaría mucho en conocer a los grandes de su tiempo, incluyendo al cubista Pablo Picasso y el surrealista André Breton. Como se movía por los ambientes adecuados, Miró comenzó a ser muy respetado y, además de exposiciones individuales, le fue encargado diseñar el decorado para la versión de 'Romeo y Julieta' del Ballet Ruso, y vendió su cuadro titulado 'La Masía' al mismo Ernest Hemingway.

Miró se casó con Pilar Juncosa en 1929 y poco después la pareja volvió a España donde su hija, María Dolors, nacería al año siguiente. Durante este tiempo Miró produjo su "adiós a la pintura" -una serie de piezas experimentales- antes de pasarse a otras formas artísticas. Durante los seis años siguientes, Miró se dedicó al collage, la escultura (particularmente cerámica) y litografías. También desarrolló otro decorado, esta vez para el ballet 'Jeux d'enfants", y realizó su primera exposición estadounidense en la galería Pierre Matisse de Nueva York.

Sin embargo, cuando la Guerra Civil española estalló en 1936, Miró se dio prisa en volver a París con su familia. Los cuatro años siguientes los pasó experimentando aún más con la escultura y los grabados. Entre 1939 y 1940 la familia se trasladó a Normandía hasta que la guerra volvió a golpear y la zona fue bombardeada por los alemanes, obligándoles a mudarse a España indefinidamente -esta vez se asentaron en Mallorca.

Joan Miró pasó el resto de sus días experimentando con distintos estilos. La escultura y la cerámica le siguieron interesando, pero en 1945 volvió a la pintura por primera vez en años. En los años 50 se pasó a la escultura en bronce, los murales y el arte callejero.

al final de su vida, Joan Miró era un miembro muy respetado de la escena artística internacional. En 1968 fue nombrado Doctor por la Universidad de Harvard, y en 1975 se inauguró la Fundació Joan Miró en Barcelona. Miró donó muchas de sus obras al museo, y hoy sigue siendo el mejor lugar para disfrutar de su arte. De todas maneras, también hay bastantes ejemplos de su obra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

Joan Miró murió en Palma de Mallorca en 1983, a los 90 años.

Joan Miró: Estilo artístico e influencias

Mientras mucha gente asocia a Miró con el movimiento surrealista, en realidad el artista pasó tanto tiempo cambiando que es prácticamente imposible encajarle en un solo estilo de producción artística.

Su propio estilo, donde la figura humana es representada por formas en equilibrio y líneas representativas, tomó forma pronto, mientras que su uso del color y del tema tendían a depender de su estado de ánimo, que se vio profundamente afectado por los turbulentos eventos políticos que vivió.

La primera exposición de Miró, cuando tenía 25 años, es un perfecto ejemplo de su ecléctico estilo. Presentó una mezcla de cubismo (que más tarde le volvería a inspirar a través de Picasso), piezas de tono fauvista que sugerían la influencia de André Derrain y Henri Matisse -líderes de este estilo de corta vida caracterizado por el trazo grueso, colorido y algo simple. Aún así, en esta etapa tan temprana de su vida Miró ya había experimentado con temas y estilos más clásicos, como los de los frescos romanos.

Durante la primera temporada de Miró en París en los años 20 se vio muy influido por el emergente movimiento surrealista que estaba tan en boga allí. Entre 1924 y 1928 produjo más de cien 'Pinturas de sueños'. Estas obras estilizadas no buscan representar sus propios sueños, sino que se centran en objetos externos o personas que el artista no intenta colocar sobre ningún sitio, sino que parecen flotar en espacios indefinidos.

Justo antes y durante la Guerra Civil, Miró entró en su denominado "Periodo Salvaje", en el que produjo algunas de sus obras pictóricas más desasosegantes, pesimistas y rabiosas.

A la vez que se iba adentrando en territorios más experimentales, llevó el surrealismo a otro nivel con sus enormes esculturas y murales. Hacer el arte accesible a todos e iluminar los edificios y adoquinados de Barcelona -como la de la Pla l'Ós en las Ramblas de Barcelona- el trabajo de Miró dejó de estar confinado en las galerías.

La representación de Miró de la forma humana en curvas con forma de luna, círculos y líneas se habían convertido en toda una cosmología al final de su vida. Su uso de colores brillantes y desinhibidos también fue su marca de estilo. Lo que no dejó de cambiar fueron los medios a través de los que se expresó artísticamente -de murales de cerámica y esculturas coloridas a los tradicionales lienzos y grabados-. Joan Miró pasó su vida experimentando con las formas artísticas y su propia expresión, produciendo una plétora de piezas exquisitas que el mundo aún disfruta hoy.

Joan Miró: Obras famosas

  • Capilla de Saint Joan d'Horta (1917: Fundació Miró, Barcelona)
  • Hombre con Pipa (1925: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid)
  • Cabeza de campesino catalán (1925: Tate Modern, London)
  • Caracol, Mujer, Flor, Estrella (1934: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid)
  • Pintura (El guante blanco) (1925: Fundació Miró, Barcelona)
  • El acomodador de music-hall (1925: Fundació Miró, Barcelona)
  • Pintura (1927: Tate Modern, London)
  • Hombre y mujer ante un montón de excrementos (1935: Fundació Miró, Barcelona)
  • Retrato II (1938: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia, Madrid)
  • Autorretrato (1937-8/1960: Fundació Miró, Barcelona)
  • Pájaro solar (1946-49: Fundació Miró, Barcelona)
  • Pájaro lunar (1946-49: Fundació Miró, Barcelona)
  • Mujeres y pájaros a la luz de la luna (1949: Tate Modern, London)
  • El tapiz de la Fundación (1979: Fundació Miró, Barcelona)
  • Mujer y pájaro (1982: Parc Joan Miró, Barcelona)